El Monte Palatino

¡Hola a todos! Espero que el verano os esté yendo genial y que lo estéis disfrutando al máximo. Como ya os había comentado en posts anteriores que planeaba hacer un viaje de dos semanas a Italia, ya fui y ya volví, os empezaré a escribir posts. No me había sentido inspirada hasta ahora. Hay muchas cosas en marcha ahora mismo, entre ellas organizar mi vida. Como algunos sabréis hace poco dejé mi trabajo y ahora tengo que enfocarme en qué quiero hacer. Así que mientras encuentro mi camino iré contandoos cómo fue el viaje. Como me gusta mucho muchísimo la historia, de la antigua Roma y el antiguo Egipto, tanto que roza la obsesión, me ha parecido buena idea hacer un post solo sobre el Palatino que espero que os guste.

Seguramente habréis oído decir que al principio, antes de la fundación, Roma era un conjunto de siete colinas y que de estas el monte Palatino era la más pequeña, fue donde Rómulo fundo Roma y fue donde se quedó a vivir, es por esto que los futuros emperadores fijaban su residencia en esta colina. Desde el Anfiteatro Flavio podréis ver tanto el Palatino como el Foro. Aquí abajo os dejo una foto del Coliseo y una del Arco de Tito que está en la colina Velia y conecta el Palatino con el Esquilino, otra de las siete colinas. Si os interesan este tipo de cosas os recomiendo muchísimo, creo que ya lo hice en algún otro post, a Santiago Posteguillo, en la trilogía de Trajano narra detalladamente la construcción del Coliseo, habla del Palatino y del Circo Máximo. No sé por qué pero tengo una terrible obsesión con el Circo Máximo y eso que si lo véis solo son cuatro piedras mal puestas actualmente…

Hipódromo de Domiciano o Estadio Palatino

Este señor, Domiciano, fue un emperador de la dinastía Flavia. Contemporáneo de mi queridísimo Trajano, sí, también tengo una profunda obsesión con Trajano. Este emperador fue, según fuentes históricas, un tirano cruel y paranoico obsesionado con que le querían matar. Al no tener herederos también estaba muy convencido que había complots para quitarle el poder, así que hacía matar o que se suicidasen, acusando de traición o el motivo que le apeteciese, para quitarse del medio a generales queridos por el ejército o personalidades populares ya que creía que podrían deponerle del trono con el apoyo del pueblo y los soldados. Al morir sufrió una Damnatio Memoriae, vamos que le borraron de todas partes para que nunca más fuese recordado.

Arco de Tito

Tito era el hermano mayor de Domiciano, ambos hijos del emperador Vespasiano. Es el del culebrón con la reina Berenice durante la primera guerra Judeo-Romana, tengo entendido que incluso se la llevó a Roma a vivir en concubinato. Pero poco después tuvo que mandarla de vuelta a su tierra ya que nadie aprobaba esa relación… A mi estos cotilleos históricos me apasionan.

Anfiteatro Flavio

El Coliseo de toda la vida. Fue construido durante el reinado de la dinastía Flavia. Se le llama Coliseo porque antiguamente había la estatua de un coloso justo delante, de ahí el nombre.

Ruinas del Palatino

Ruinas de donde vivían los emperadores Flavios.

Ruinas del Palatino
Circo Máximo
Ruinas de la Casa de Augusto.

Ruinas de la casa de Augusto, el sobrino de Julio César.

Circo Máximo un poco más cerca

¡Ay el Circo Máximo! Si le echáis un poco de imaginación seguro que podréis ver las gradas, oiréis a la gente gritando a voz en pecho apoyando a su equipo de cuádrigas preferido, apostando… Fue el primer circo y el que se usó como modelo para todos los que se construirían a partir de entonces. Un dato curioso es que si habéis ido o váis a la Piazza del Popolo ahí en Roma, el obelisco que se levanta en el centro ¡se hallaba erigido en el Circo Máximo!

Ruinas de la domus Augustana o casa de Augusto
Ruinas de la Domus Flavia
Ruinas de la Domus Flavia
Vista exterior de la casa de Livia
Vista de Roma desde el Palatino
Vista de Roma

Despues de caminar largo y tendido por el Palatino y sus bellísimas ruinas, que aún a día de hoy me siguen poniendo los vellos de punta ya que no puedo evitar respirar profundamente y sentir como me lleno por dentro de todo lo que significa Roma y me siento en casa y feliz y no me quiero ir nunca de ahí, en fin. Pasamos al Foro Romano, el sitio donde se aglutinó la vida religiosa, la política, económica y social. Imaginad el hervidero de vida que debía ser, todas las historias que se vivieron ahí que aún hoy en día se cuentan y verlo hoy y sentir añoranza de algo que nunca has visto y nunca verás. Es un sentimiento un poquito extraño.

Templo de Antonio y Faustina
Ruinas del Foro Romano

El Palatino es uno de los sitios a los que nunca me canso de ir. Me encanta recorrerlo, caminar sin rumbo, quedarme empanada mirando las ruinas o sentarme a pensar en cómo era todo en tiempos antiguos. Me entra nostalgia, incluso un poco de tristeza que nunca sé explicar por qué, me da como un bajoncillo. Y es que es tan bonito.

¡Espero que os haya gustado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s