Va de Gazpachos

Hola a todos!

Aquí os dejo una selección de mis gazpachos preferidos. No soy muy fan del gazpacho tradicional ya que el sabor me parece un poco no muy de mi gusto. Lo he intentado en más de una ocasión pero no hay manera. Así que, como todo en la vida, si no me gusta lo cambio o hago una versión que me guste decidí probar otras variantes y cuando descubrí que se puede hacer gazpacho de frutas…ya supe que no tenía ni una sola excusa más para seguir diciendo “no me gusta el gazpacho”. Sinceramente no soy muy fan del tomate, ni del ajo ni del sabor tan fuerte que, en mi opinión caracteriza al gazpacho. Así que decidí usar cebolla, un trocito del tamaño de un diente de ajo, para que le de ese toque un poquito chispeante.

Lo que necesitaréis para los tres tipos es lo mismo: un tomate grande pelado y sin semillas. Para el gazpacho de cereza y sandía el tomate necesita ser rojo, para el gazpacho de melón el tomate deberá ser verde. También un trocito de cebolla como os comentaba del tamaño de un diente de ajo, tres cucharadas soperas de vinagre de manzana, tres cucharadas soperas de aceite, media cucharadita de cafe de sal y también media de pimienta (aunque eso ya más va al gusto del consumidor).

Gazpacho de cereza

Cuando ya tenemos todos los ingredientes base, los mencionados arriba, añadimos un kilo de cerezas deshuesadas. Todo en la licuadora junto. Cuando ya está listo lo pasamos por el “chino”. Es un colador que tiene forma de cono y los agujeros pequeños. A medida que vamos poniendo gazpacho en el chino lo vamos empujando hacia abajo con el pimer. Eso hará que no quede ni muy espeso ni muy líquido.

Gazpacho de melón

El proceso de este es el mismo que el de cereza pero añadimos medio melón cortado en cuadritos junto con los ingredientes base y lo licuamos todo junto, luego lo pasamos por el chino con el pimer.

Gazpacho de sandía

Igual que en los dos anteriores, el proceso es el mismo, ingredientes base, esta vez añadimos media sandía, lo licuamos todo junto y lo pasamos por el chino empujando a la vez que se tritura con el pimer.

Como podéis ver es súper sencillo de hacer y queda riquísimo. Si no os gusta el tomate os puedo decir que no lo notareis casi, solo una presencia misteriosa, y si os gusta sentir el tomate podríais probar de añadir dos e igualmente si os gusta el ajo y el sabor explosivo en lugar de las chispas de la cebolla podéis añadirlo. Todo tiene que ser como queráis vosotros y como os guste a vosotros y de la manera que lo disfrutéis más. No os conforméis con decir “esto no me gusta” e intentad buscar alternativas que os gusten y que os lo hagan pasar bien experimentando. Y esto no solo se aplica a la cocina sino también a la vida en general.

Espero que os haya gustado.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Hola Claudia¡¡ No tengo otra forma de contactar contigo.Te he nominado al SUNSHINE BLOGGER AWARD espero que te haga tanta ilusión como a mi😊. Un abrazo muy fuerte
    Bea

    Le gusta a 1 persona

    1. Claudia dice:

      Hola guapa!
      Muchísimas gracias. Me hace muchísima ilusión!!!!!!!!!! No me lo esperaba para nada y la verdad que me ha alegrado muchísimo. Aquí te dejo mi correo personal y mi facebook por si necesitas cualquier otro dato: claudiacontcal@gmail.com y Claudia Gesserit.
      Muchísimas gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Un beso.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s